Archivo por meses: febrero 2018

Rehabilitación de la marcha sobre tapiz rodante

El entrenamiento de la marcha puede realizarse sobre una cinta rodante con la posibilidad de disminuir el peso corporal con un arnés. La marcha puede ser asistida de manera manual o robótica.

La repetición intensiva del ciclo de la marcha es el principal impulso sensitivo para promover la actividad motriz. Para alguien que tiene dificultades para mantener la equilibrio y por lo tanto hacer una marcha con un ritmo constante, la cinta permite mantener un ritmo y velocidad y gracias a los asideros o al sistema de suspensión no preocuparse por el equilibrio.

El terapeuta, a la vez que el paciente camina, puede:

  • Mantener la estabilidad del tronco y la alineación con pelvis.

  • Guiar el desplazamiento de peso.

  • Controlar el pie en la fase de apoyo y en la fase de oscilación

  • Controlar la rodilla en la fase de carga.

Es imprescindible la práctica de una actividad para mejorar la ejecución de la misma. Por eso es importante que la marcha se realice a diario y en diferentes momentos del día.

En la clínica de neurorehabilitación nos centramos en mejorar la capacidad funcional de la marcha trabajando las capacidades necesarias para poder caminar con seguridad y con la mejor calidad posible. Y a partir de ahí practicar la marcha lo más que podamos y en diferentes situaciones (interior por tierra, por cinta de marcha, para exterior en diferentes tipos de terreno …)

La cinta de marcha nos permite hacer una práctica más completa del ciclo de la marcha. Tenemos la oportunidad de incrementar la velocidad, la resistencia y optimizar la capacidad aeróbica. Gracias al mantenimiento de una actividad constante, el sistema nervioso activa la musculatura postural que nos ayudará a mejorar la estabilidad, aumenta el tono de la musculatura debilitada y reduce la de la musculatura espástica.

A nivel neurofisiológico está comprobado que el hecho de repetir una actividad constante sobre la cinta permite activar un grupo neuronal que tenemos de manera innata a la médula • espinal (zona lumbar) encargada de activar de manera autónoma la musculatura necesaria para hacer los movimientos del paso durante la marcha. Estos reciben el nombre de Generadores centrales de Patrones (Central Pattern Generators)

La cinta rodante se puede realizar con arnés o sin:

Si analizamos los pros y contras de su uso podemos decir que el arnés nos facilita la carga sobre la pierna afectada, la posición recta y alineada del tronco, nos permite hacer un entrenamiento precoz de la marcha, aumenta la seguridad de la persona a la hora de ponerse a caminar, descarga peso corporal en las piernas y permite mantener más tiempo de marcha ya que reduce la fatiga.

Por el contrario el arnés puede provocar una disminución del trabajo de equilibrio de tronco, y la situación de suspensión desgrava, algo que se aleja de la marcha en la vida diaria.

Para concluir podemos decir que creemos que es muy importante tener una cinta rodante en los centros de neurorehabilitación para poder aumentar la práctica de la marcha, realizar un trabajo aeróbico difícil de conseguir en la vida diaria y mejorar la capacidad funcional de los pacientes.

20180223_104101                                        20180223_113030