El impacto de la discapacidad en la vida sexual de los individuos con enfermedades neurológicas

Los individuos con enfermedades neurológicas adquiridas (como el Ictus, traumatismo cráneo encefálico, lesión medular, etc) bruscamente ven sus vidas limitadas por alteraciones y problemas funcionales, motores, sensitivos, cognitivos entre otros. Además de estas limitaciones que por si solas conducen a una discapacidad, existen otras esferas afectadas como la vida familiar, laboral, social y hasta la sexualidad.
La discapacidad motora, sensitiva, sensorial, emocional y cognitiva de los pacientes con afectaciones neurológicas, interrumpe la vida sexual de los afectados y respectivas parejas y cónyuges.
Los terapeutas del equipo de rehabilitación de la Clínica de Neurorehabilitación de Sant Cugat del Vallés (Barcelona) recomiendan que los pacientes superen el tabu, la timidez, la vergüenza y hablen de este tema con médico, neurólogo, psicólogo, fisioterapeuta y hasta trabajador social. Los diferentes profesionales pueden ayudar en la búsqueda de estrategias y opciones terapéuticas (farmacológicas y no farmacológicas) para afrontar problemas relacionados con la vida sexual (erección, eyaculación, fertilidad, orgasmo, reproducción, etc.).
Los pacientes neurológicos, sea por enfermedad cerebral o medular, pueden experimentar diferentes síntomas o alteraciones que afectan la actividad sexual. Por ejemplo, la alteración sensitiva puede afectar aspectos relacionados con la excitación o sensación de placer, la alteración motora puede afectar los aspectos relacionados con la erección o eyaculación y hasta alteraciones emocionales pueden influenciar en la libido sexual y comportamiento.
La comunicación también puede ser un factor limitador para abordar el tema. Pacientes con afasfa (comprensión, expresión, mixta, otras) pueden presentar dificultades de expresar su preocupación por el tema sexual, sea con los profesionales de rehabilitación, sea en casa con sus parejas. De forma semejante ocurre a nivel emocional. Los pacientes suelen ver su vida cambiada por completo, su cuerpo no es el mismo, se sienten inútiles, poco deseados, inseguros de su rol familiar y de su posición como pareja. Así, debemos asumir que cualquier tipo de discapacidad puede conducir a una interrupción y limitación en su vida sexual.
Hoy en día se pueden encontrar varias estrategias terapeuticas aparte de la ayuda y impulso que se recibe por parte de los profesionales (psicólogo, terapeuta ocupacional, fisioterapeuta). Algunas de las opciones más conocidas son la estimulación sensitiva y sensorial, implantación de neuroprótesis, terapia de sustitución sensitiva, electroestimulación transcraneal, vibroestimulación entre otros.
Existen estrategias para hombres y mujeres igualando la importancia de la vida sexual en ambos géneros, en diferentes edades y para personas y parejas con diferentes necesidades.
Con esto, en la Clínica de Neurorehabilitación, no olvidamos que un paciente es una persona con necesidades y demandas en diferentes áreas. Un de los objetivos como equipo terapéutico es ayudar al individuo y su familia a alcanzar mayor calidad de vida.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>