Dos ejercicios que debes realizar si tienes un pie equino

portada

Si debido a tu lesión neurológica tienes un pie equino aquí van algunos consejos para que puedas prevenir retracciones capsulares, rigideces articulares y acortamientos musculares. En el caso de que ya las tengas, será cuestión de dedicar más tiempo, pero siguiendo estas recomendaciones podrías mejorar el contacto de tu pie con el suelo y conseguir mejor movilidad para tu pie.

Como ya debes saber, debido a tu desalineación articular, cuando apoyas el pie estando de pie o al caminar, hay gran parte del peso del cuerpo que recae en la punta y en la parte lateral del pie. Por ello lo que debes trabajar es el apoyo del talón y de la parte interna del mismo.

Debes hacer los ejercicios descalzo para permitir al pie el contacto con una superficie plana y controlar bien los apoyos.

  • Primer ejercicio: coloca el pie plano en el suelo y flexiona las rodillas manteniendo el talón en contacto con el suelo. Dirige las rodillas hacia dentro si notas que te falta apoyo en la parte interna del pie.
  • Segundo ejercicio: hazte con una cuña con una ligera inclinación y colócate encima. Una buena idea es colocarla en un sitio de tu casa donde pases unos minutos al día, en el lavamanos del lavabo, por ejemplo. De este modo te asegurarás realizar el ejercicio a diario.

Si tienes dificultades para realizar estos ejercicios no dudes en ponerte en contacto con los fisioterapeutas de la Clínica de Nerorehabilitación para realizar una valoración y que te podamos ayudar en la realización de los mismos.

 

2 comentarios en “Dos ejercicios que debes realizar si tienes un pie equino

  1. Hola,

    Muchas gracias por vuestro consejo, mi marido tiene pie equino por ictus isquemico hace 2 años, ne gustaria que me indicarais la inclinacion de la cuña para poder encargarla!!, i preguntar si pasados 2 años como es el caso, es bueno seguir ejercitando. Somos de Tarragona

    Muchas grácias

    • Hola María José
      Puedes hacer una cuña de 40 x 40 cm y 4 cm de diferencia entre la parte más baja y la más alta.
      Respecto a realizar ejercicios pasados dos años de la lesión, es recomendable y necesario. Empezar por el ejercicio de poner peso en el talón y doblar ligeramente las rodillas y luego que hacer lo mismo en la cuña.
      Lo dicho, si quieres tener más ideas de ejercicios te esperamos algún día en la clínica.
      Aunque por lejanía no puedais venir de manera regular, si venís un día podemos hacer una valoración y darte más ideas de ejercicios para hacer en casa.
      Saludos
      Laura

Los comentarios están cerrados.